Lo que Creen los Adventistas sobre el Milenio y el Fin del Pecado

Después de la Segunda Venida de Cristo, hay una 1000 años de período de tiempo llamado El Milenio, en el que todos los creyentes que residen en el cielo, hasta que Satanás y el pecado es destruido para siempre, y la Tierra está hecha a nuevo.

Es mencionado en Apocalipsis 20, explicando que estos creyentes «reinar con Cristo» (versículo 4) para ese periodo de tiempo.

Que suena increíble. Entonces, ¿qué significa eso? ¿Cómo podemos «reinar con Cristo» en el cielo? Y de lo demás que ocurre durante este 1000 años de reinado?

Y también, ¿qué pasa con todas las personas que decidieron no seguir a Dios? ¿Qué acerca del problema del pecado? ¿Qué es Satanás va a ser al mismo tiempo estamos todos sentados en el Cielo?

Echemos un vistazo a la Biblia para encontrar más información acerca de:

LA CREENCIA 27: EL MILENIO Y EL FIN DEL PECADO

El milenio es el reinado de mil años de Cristo con Sus santos en el cielo entre la primera y la segunda resurrección. 
Durante este tiempo los impíos muertos serán juzgados; la tierra estará completamente desolada, sin habitantes humanos, pero ocupada por Satanás y sus ángeles. A su cierre, Cristo con Sus santos y de la Santa Ciudad desciende del cielo a la tierra. Los impíos muertos resucitarán entonces, y con Satanás y sus ángeles te rodean la ciudad; pero el fuego de Dios los consumirá y limpiar la tierra. El universo así será librado del pecado y de los pecadores para siempre. (Ap. 20; 1 Cor. 6:2, 3; Jer. 4:23-26; Apo. 21:1-5; Mal. 4:1; Eze. 28:18, 19.)

La Biblia abierta a la Revelación, al estudiar el tema de la final del pecado y de milenio en el libro de Apocalipsis

¿QUÉ ES EL MILENIO?

La Biblia habla de un milenio, los mil años del período de tiempo donde el pueblo de Dios será morada en el cielo con Él, mientras que Satanás y sus ángeles caídos será atado en la tierra.

La forma más simple de entender el milenio es ir directamente a la fuente. El libro de Apocalipsis da una clara descripción de cómo esta milenaria de la pieza de tiempo que se va a desplegar.

«Vi a un ángel que descendía del cielo, sosteniendo en su mano la llave del abismo y una gran cadena. Y tomó al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años, y arrojaron a la fosa, y lo cerró y lo selló sobre él, para que él no podría engañar a las naciones más, hasta que se cumplieron mil años. Después de que él debe ser desatado por un poco de tiempo.

Entonces vi tronos, y se sentó sobre ellos estaban aquellos a quienes la autoridad de juzgar el que se cometió. También vi las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, y los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen y no habían recibido su marca en sus frentes o en sus manos. Ellos vinieron a la vida y reinaron con Cristo mil años. El resto de los muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que comparte en la primera resurrección! Sobre la segunda muerte no tiene poder, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años» (Apocalipsis 20:1-6, NVI, énfasis añadido).

Mirando hacia arriba desde la parte inferior de un pozo o fosa al estudiar lo que la Biblia quiere decir con la frase 'abismo'

De este milenio, esta mil años, tiene lugar entre la primera y la segunda resurrección: la resurrección de los justos y de la resurrección de los impíos. Comienza con Satanás de ser encerrado en un pozo, junto con todos los ángeles que decidieron seguir a él (Apocalipsis 12:4).

Entonces, ¿dónde está este hoyo donde Satanás es un ser encerrado para él ‘, no va a engañar a las naciones más’? Aunque la Biblia no se refiere específicamente estado, podemos inferir de esta fosa se refiere a la tierra después de la resurrección de los santos.

Todos los justos ya han sido llevados al Cielo para vivir con Cristo (Apocalipsis 20:4), y los impíos son todavía muertos en sus tumbas (Apocalipsis 20:5). No hay nadie en la tierra por Satanás para engañar. El planeta entero está vacía, a la izquierda en ruinas, sin un solo ser humano (Jeremías 4:24-26).

Durante ese tiempo, el pueblo de Dios estará con Él en el cielo. Todos los que eligió Jesús Cristo estará allí. Los creyentes «reinar con Cristo por mil años,» el gasto del milenio, en las alegrías y en las maravillas de los cielos.

Esta es la recompensa que Dios promete a cualquiera que crea en Él, acepte la gracia de Cristo y siga Sus mandamientos (Mateo 5:8).

Una persona sentada en la hierba acantilado mirando a lo largo de la vasta extensión de mar por debajo y por encima de las nubes

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DEL MILENIO?

Aunque esto podría sonar perfectamente maravillosa y emocionante para estar gastando nuestro tiempo en el Cielo con Jesús, queda aún la cuestión acerca de lo que vamos a hacer durante el Milenio. ¿Qué es exactamente va a estar sucediendo durante estos mil años?

Lo que va a reinar con Cristo implica? El libro de Apocalipsis nos da algunas pistas sobre esto. Menciona los tronos y el juicio final (Apocalipsis 20:4), pero vamos a ver, para más detalles.

El Apóstol Pablo se ofreció esta idea:

«¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿incompetente para juzgar casos triviales? ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? Cuánto más, entonces, las cuestiones relacionadas con la vida!» (1 Corintios 6:2-3 LBLA).

Durante el Milenio nos será permitido ir a través de los registros Dios ha estado guardando desde que la tierra comenzó (Apocalipsis 20:12). Dios va a leer los registros y el juez del caso de cada persona que ha vivido, y se llega a escuchar a todos.

Nos será testigo de la vida de estas personas, entender sus motivos, y ver si al final eligió el lado de Cristo o a Satanás. Vamos a conocer más allá de la sombra de una duda de que Dios es realmente bueno y justo juez.

Y lo de Satanás y sus ángeles? Qué van a estar haciendo durante los mil años? La Biblia nos dice que él va a estar atascado en la tierra con nadie a la izquierda para engañar.

Los seres humanos se deje engañar en la siguiente le están todos muertos y él se queda con nada, pero los restos de un planeta en ruinas. Tal vez Dios es este último acto de piedad hacia él.

Tal vez el Milenio está destinado a ser Satanás última oportunidad para mirar alrededor y ver donde su arrogancia y rebeldía se han llevado. Sólo podemos especular.

No dicen, sin embargo, que Satanás es poner en el único lugar donde él no puede hacer daño a nadie más. Y promete que después del Milenio, sus malas obras estarán terminadas para el bien.

Una mujer sentada sobre una roca por un cuerpo de agua, al atardecer pensando en la bondad de Dios y de Su amor

¿CÓMO EL PECADO FINAL?

No es ningún secreto que el mundo en que vivimos está roto. Ha sido así desde que la humanidad se rebeló en el Jardín o en el Edén. Pero Dios nos ha prometido que esto no será siempre el caso.

Jesús va a volver algún día, y poner fin al pecado, como Dios prometió a través del profeta Malaquías:

«Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa. El día que está por venir se los incendiaron, dice el Señor de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.

Pero para vosotros, los que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia se levantará con sanidad en sus alas. Usted deberá ir saltando como becerros de la manada. Y le pisará los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos» (Malaquías 4:1-3 LBLA).

La palabra de dios nos asegura que el pecado un día será destruido y la tierra se hizo todo de nuevo, tal como era en el Jardín de Edén. El libro de Apocalipsis nos dice exactamente cómo va a suceder.

Como el milenio que viene a un cierre, Dios quitará la Ciudad Santa, desde el Cielo, y enviar a la tierra, listo para sanar el planeta que Él creó.

«Y cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá para engañar las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.

Y subieron sobre la anchura de la llanura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada, pero descendió fuego del cielo, y los consumió, y el diablo, que los había engañado fue lanzado en el lago de fuego y azufre…» (Apocalipsis 20:7-10 ESV).

Una mujer sentada fuera de la lectura de la Biblia, aprendemos la importancia de pasar tiempo en la Palabra de Dios

Cuando Dios vuelve a la tierra para purificarla, comienza lo que se conoce como la segunda resurrección, la resurrección de los impíos. Esto es cuando todos los que se rebelaron en contra de Dios, que se negó a Jesús y a cara con Satanás, serán traídos de vuelta a la vida para ser juzgado (Apocalipsis 20:5).

Cuando Satanás ve a todas estas personas que trajeron de vuelta a la vida, él intenta su mano en un engaño final. Se insta a todos los impíos de vuelta y atacar a la Santa Ciudad, alegando que no puede conquistar y tomar como propia.

Satanás y su ejército de marzo de derecho a la Ciudad Santa y se preparan para el ataque, pero su rebelión es de corta duración. El fuego que cae del cielo y de la quema de los mismos, dejando nada más que cenizas. Satanás y sus seguidores están totalmente destruidos.

Quienes optaron por el lado del pecado y de la rebelión será consumida en un instante. Satanás, sin embargo, el responsable de todo este engaño, será arrojado en el lago de fuego y azufre.

Apocalipsis dice que Satanás va a quemar para siempre (Apocalipsis 20:10). Sin embargo, esto no significa que Satanás va a pasar todo de la quema de la eternidad en tormento.

Satanás no es inmortal, ni Dios lo dejará en un estado de constante tortura para toda la eternidad. La escritura dice que sólo los justos tiene la vida eterna (1 Juan 2:17).

Sin embargo, Satanás castigo será siempre en el sentido de que va a ser permanente. Una vez que Satanás es destruido, nada en toda la creación puede traerlo de vuelta. Y con el final de Satanás de la muerte, el mal muere también, la liberación de la bodega una vez tenido en nuestro mundo.

Esto es lo que al final de pecado parece. Con la caída de Satanás y sus seguidores, la corrupción que ha afectado a la tierra finalmente va a ser erradicada. La enfermedad va a ser quemada, y toda la tierra será limpiada.

Un acercamiento a la imagen de un fuego mientras que el estudio sobre el fuego del infierno es mencionado en la Escritura

Esto es lo que las Escrituras que se quiere decir cuando habla de la «muerte segunda» (Apocalipsis 20:6), una permanente destrucción de la que no puede haber resurrección. Aquellos que experimentan la segunda muerte se ha ido para siempre, incluyendo a Satanás.

Cuando está lanzado en el lago de fuego y azufre, que es terminado. El pecado trajo al mundo no puede regresar de nuevo. Con la destrucción final de Satanás, el mal se terminó para siempre, y el reino de Dios puede volver a la gloriosa paraíso que siempre debió ser.

«Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no estaba. Y yo juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, preparada como una novia adornada para su esposo.

Y oí una voz fuerte desde el trono, diciendo: «he Aquí la morada de Dios con el hombre. Él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no existirá más, ni habrá duelo, ni clamor, ni dolor más, porque las primeras cosas pasaron.»

Y el que estaba sentado en el trono dijo: «he Aquí, yo hago nuevas todas las cosas.» También dijo: «Escribe esto, porque estas palabras son fieles y verdaderas»» (Apocalipsis 21:1-5 LBLA).

Este podría ser el más hermoso pasaje en toda la escritura. Se mantiene a Jesús lo mejor de la promesa, de que un día Él regresará por nosotros y hacer todo de nuevo a la derecha. Todas las heridas serán sanadas, todas las pérdidas serán restaurados. Vamos a ser Su pueblo, como siempre estábamos destinados a ser, vivir en la alegría y la paz con Él por toda la eternidad. Qué glorioso día en que será.

Una pareja de pie en la playa mirando la puesta de sol como Dios nos prepara hoy para entrar en el Milenio

¿CÓMO FUNCIONA EL MILENIO DE IMPACTO DE NOSOTROS HOY EN DÍA?

Cristo de la prometida Segunda Venida puede sentirse como una visión lejana, pero el mensaje del Milenio nos puede dar una gran esperanza para el futuro, y nos motivan a compartir el Evangelio a aquellos que nos rodean.

También nos recuerda que todos tendremos que dar cuenta de nosotros mismos un día (2 Pedro 3:10-14). Sin embargo, nos enteramos de que Dios es bueno y justo juez, y Él no permitirá que el pecado de la regla para siempre. Finalmente, Se pondrá fin a la maldad y la muerte, haciendo que todo el mundo de nuevo a la derecha.

Sabiendo que el mal finalmente será destruido—¿qué parte de arriba! Qué maravilloso es saber que el roto mundo en el que vivimos no durará para siempre y que Dios ya está preparando un hogar mejor para nosotros, donde podamos vivir con Él.